Marche

Existen muchas buenas razones para venir en la región Marche, una región así tan increíble si aún hoy ha sabido preservar aquella atmósfera un poco aislada que sabe de tradiciones y de respecto por su pasado, capaz de sorprender y encantar aún el visitator más exigente.

La región marche “atrapa” porque da el sentido de vivir en otra dimensión donde el tiempo parece haber reanudado el justo ritmo y el ambiente es confortante y íntimo.

En la región del mar azul y de las larguísimas playas, de las numerosas ciudades, de los miles paesajes y comidas, es una pena seguir sólo una ruta prefijada porque aquí todo es lindo! Es maravilloso girar sin un destino, descubriendo olivares en las colinas, los viñedos y los grandes campos de girasoles y lavandas, a dos pasos de las antiguas aldeas que marcan todo el territorio.

Y, una vez llegados, es imposibles no dejarse sugestionar de la riqueza cultural de los antiguos centros históricos, con sus pequeñas plazas, las históricas iglesias, los interesantes museos, las murallas romanas, la arquitectura Renacentista, los nobles edificios del Setecientos, los maravillosos teatros, las envolventes conmemoraciones en costumbre…

“Un viaje en la región Marche, sin prisas, llevará a ver maravillas…”

Guido Piovene, “Viaggio in Italia”, 1957

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.